DOÑA ANA MARÍA DE LA COMPA Y COS CEBALLOS Y VILLEGAS
CONDESA DE SAN MATEO VALPARAÍSO
Doña Ana María de la Campa y Cos, conocida por su espíritu altruista, mando la construcción del acueducto de la ciudad de zacatecas. Fue hija del conde de San Mateo de Valparaíso, Don Fernando de la Campa y Cos y de Doña Isabel Rosa Catarina Cevallos y Villegas. Nació en la ciudad capital en 1734 y murio en la Cd. de Zacatecas en 1799

Se dice que allá en los tiempos virreinales, vivía en Zacatecas doña Ana María de la Campa y Cos, Condesa de San Mateo de Valparaíso, mujer piadosa, caritativa, acaudalada y de gran virtud.
Habitaba esta dama la casona solariega de sus antepasados, sita en lado oeste de la Plaza Villarreal, hoy Jardín Independencia. Ya en su madurez, contrajo nupcias con un mancebo de humilde cuna y apostura varonil poco común. Por un tiempo, la armonía y la felicidad parecieron enseñorear la condal residencia.
No tardó la condesa en conocer la amarga realidad. Cierto día, un papel olvidado por el reciente aristócrata, reveló sus ilícitas relaciones con una hermosa lugareña.
Mancillado su honor con tan tremenda perfidia y tamaña ingratitud, concibió un extraño plan para vengar la afrenta.
Una noche, durante espléndida fiesta ofrecida por ella en su palacio, cuando los invitados se entregaban a las delicias del rigodón, la condesa desapareció sin ser notada, y se dirigió presurosa al lugar donde sabía, que en su lecho encontraría a la criminal pareja.
Entonces, fuera de sí, tomó febrilmente la riquísima daga, reliquia de familia, que llevaba consigo, y en el paroxismo del furor asestó a los adúlteros mortíferas puñaladas.
Tal como salió, volvió a la fiesta sin que su ausencia fuese percibida.
Al día siguiente, la infausta nueva conmovía a toda la sociedad zacatecana. La ciudad entera desfiló ante la ilustre señora para darle el pésame.
Y cuenta la leyenda, que la noble matrona pasó el resto de su vida en oración y dedicando su caudal a obras pías. Mientras, en perpetuo luto, permaneció para siempre cerrada la Casa de la Condesa.

La Condesa mandó construir una fuente en la Plaza Villareal, lo que en la actualidad es el Jardin Independencia. Esta fuente tomó el nombre de su benefactora, "Fuente de la Condesa", que desaparece al construir en su lugar el monumento de la Independencia en 1910 que existe hasta nuestros días.
poner la foto de la fuente de la condesa